Buscar
  • Paola de Leonardis

La nueva normalidad

Actualizado: 26 de may de 2020


Con el primer caso positivo de COVID - 19 el 13 de marzo de este año todo comienza a cambiar.

Ya en ese primer fin de semana se suspendieron o virtualizaron los encuentros de la semana próxima, los laborales y los personales.


Comenzamos a vivir en un nuevo escenario, que se instaló como el constante: el escenario de la incertidumbre, pero no dejamos de estar siempre en busca de la certeza. ¿Por qué? Por la certeza nos brinda seguridad, nos tranquiliza.

Se inicia también una crisis sanitaria que instantáneamente impacta en el trabajo de todos y, con ello, en la economía y en las finanzas, personales y generales.

Pero no sólo impacta en nuestro trabajo, sino también en nuestra vida y, con ello, se genera también una crisis social y cultural.


Sin planificación estratégica, velozmente tuvimos que adaptar nuestra manera de trabajar y vivir, y comenzamos a combinar, más aún, vida y trabajo.

El beneficio del trabajar desde casa dejó de serlo cuando se volvió la única opción, por lo tanto, tomó carácter de obligatoriedad o imposición, impactando de ese modo en el sentir de autonomía, toma de decisión y libertad del trabajador. Todo comenzó a cambiar, hasta lo que considerábamos beneficios. Todo comenzó a ser visto desde otra perspectiva.

¿En la mayoría de los casos qué hicimos? Adaptamos nuestros espacios y herramientas de trabajo, nuestra forma de trabajar para poder seguir respondiendo a la demanda, pero nos olvidamos del protagonista, del trabajador y de cómo está persona estaba siendo atravesada por la crisis que estaba afrontando.

¿Yo les pregunto, qué tipo de crisis está afrontando cada uno de sus colaboradores? Es importantísimo identificarla, para poder brindarle las herramientas necesarias para sobrellevarla. ¿En qué etapa de resolución del conflicto se encuentra? ¿Aún está en shock? ¿La niega? ¿Está enojado? ¿Con temor, miedo o pánico? ¿Comienza a aceptarla? ¿Está pudiendo aprender de ella?


Sin lugar a dudas toda crisis es también una oportunidad. Tenemos que ayudarlos a hacer de esta crisis una oportunidad para cada uno de nuestros colaboradores y, por ende, para nuestra empresa. La manera de hacerlo es aprender de esta crisis, y de las que vendrán, es decir, salir fortalecido de ella.

24 vistas0 comentarios
blog.png